fbpx

Q’Hubo News

Connecting you

Avi Dichter: «Las ONG que financian a grupos terroristas palestinos son también terroristas»

Hijo de supervivientes del Holocausto, Avi Dichter (Ascalón, 1952) se ha dedicado a proteger
Israel
desde que entró hace más de medio siglo en la unidad de élite de las fuerzas israelíes. Ha ejercido como director de la agencia de seguridad –el poderoso Shin Bet–, ministro de Seguridad Pública y viceministro de Defensa, entre otros puestos. Diputado del Likud, ahora en la oposición, esta semana visitó Madrid como jefe de la delegación ante la Asamblea de la Unión Interparlamentaria (UIP).

La cooperante española Juana Ruiz ha sido condenada a 13 meses de prisión por un tribunal militar de Israel, proceso criticado por algunos en España, incluido Unidas Podemos, por «falta de garantías». ¿Qué opina?

Los terroristas son terroristas, hombres o mujeres, y nosotros, lamentablemente, tenemos una larga historia de terrorismo. Yo mismo he lidiado con ello los últimos 50 años. No importa que sea española o de otro país si ayuda a una organización terrorista para llevar a cabo atentados, en este caso financiando al FPLP (Frente Popular para la Liberación de Palestina). Ella lo reconoció, de lo contrario habría sido puesta en libertad. No hay diferencia que sea o no israelí: hemos llegado a encarcelar a un diputado de la Knéset.

¿Es habitual que entidades humanitarias financien grupos terroristas?

Las ONG pueden trabajar como en cualquier país, pero si pasan a financiar a organizaciones terroristas, las tratamos como terroristas. Como aquí en el caso de ETA o en Irlanda del Norte con el IRA, no hay separación entre brazo militar y político, no hay dos brazos.

Lucha contra el terrorismo islámico: «Como en ETA o el IRA, no hay separación entre brazo militar y político, no hay dos brazos»

Seis meses después del último conflicto con Gaza, que dejó más de 200 muertos, ¿cómo está la situación?

Gracias a Dios, Israel es lo suficientemente estable y fuerte para recuperarse de cualquier ataque. Pero no queremos acostumbrarnos. Por eso respondemos de forma dura. Desde Gaza lanzan cohetes por miles. En los últimos 20 años, 24.000. Imagine que desde Portugal se lanzaran 24.000 cohetes. ¿Qué haría España? Si quieren paz, viviremos en paz. Si quieren guerra, que estén seguros de que la guerra estará en su campo, no en el nuestro.

Tras retomar las relaciones diplomáticas, Israel acaba de reforzar lazos militares con Marruecos. ¿Apoya que el Sahara sea marroquí?

Con los Acuerdos de Abraham, las relaciones diplomáticas no dependen de la cuestión israelo-palestina, son ‘tête à tête’. Al abrir relaciones con Marruecos, las abrimos a todo: turismo, economía, seguridad… Por eso el ministro de Defensa fue a Marruecos. Sabemos que Irán trata de desempeñar un papel importante allí. Hace tres años el rey de Marruecos expulsó al personal de la Embajada iraní por patrocinar y entrenar al Frente Polisario. No es un secreto que nosotros vemos a Irán como enemi go. Por primera vez, los países árabes entienden que el enemigo de su enemigo es su amigo.

Irán acusa a Israel de matar al científico Mohsen Fakhrizadeh, considerado cerebro de su programa nuclear. ¿Qué implicación tuvo? ¿Adoptará más medidas de este tipo?

No importa quién lo hizo, el que mató al artífice de la capacidad nuclear militar prestó un gran servicio al mundo.

Biden ha mantenido en buena parte la política exterior de Trump. ¿Cómo está la relación con Washington?

No es un secreto que Trump dio pasos que jamás se habían dado, trasladando la Embajada a Jerusalén, algo que espero que hagan España y otros países. No hay una sola razón para no hacerlo. Esté seguro de que Jerusalén nunca volverá a la línea de 1967. Vive ahora tanta gente más allá de la línea que dentro. Los que hablan de volver a ella no entienden la realidad sobre el terreno.

Alianza militar con Marruecos: «Por primera vez, los países árabes entienden que el enemigo de su enemigo (Irán) es su amigo»

¿Qué medidas puso en marcha al frente de la agencia de seguridad?

Fui nombrado director del Shin Bet en 2000, pocos meses antes de la Segunda Intifada. La Autoridad Palestina no hizo nada por impedir los atentados; al contrario, aparatos antiterroristas se convirtieron en organizaciones terroristas. Lo pagamos con muchas vidas, hasta que decidimos acceder a los pueblos palestinos, campos de refugiados y ciudades en Cisjordania. Matar a terroristas no es lo mejor; lo mejor es detenerlos, porque así obtienes información. Si los matas, no puedes interrorgarlos. Detuvimos a más de 8.000. Los interrogamos, obtuvimos información y ese fue el punto de inflexión en la lucha contra los terroristas. Pagamos un precio, pero ganamos la guerra.

Usted impulsó también medidas para el uso de datos y la tecnología en la inteligencia. ¿En qué consistían?

Como país, tienes de tu lado la ley, el Presupuesto, la Policía, los militares, el Shin Bet, el Mosad… Dispones de inteligencia de señales, visual, humana, etc., las mezclas y obtienes la información. Recuerdo que metimos en prisión a un jeque que recaudaba dinero en Europa, incluida España, para guarderías de árabes israelíes, pero en lugar de eso daba una parte a Hamás. Nos llevó tres años descubrirlo y lo encarcelamos. Un árbol, sin agua, se muere. No hay que ocuparse solo de los que perpetran atentados: están los imanes, los que financian, los que fabrican bombas… El problema es que la Autoridad Palestina emplea a terroristas encarcelados en Israel con un salario mensual que es un 7% de su Presupuesto. Esto apoya el terrorismo, más que impedirlo. Su sistema está roto. Por eso entramos en las ciudades y campos de refugiados para ponerlos bajo nuestra custodia. Con los terroristas, si llegas tarde, pagas el precio. Somos una isla en un océano de musulmanes. Si mostramos debilidad, se acabó.

%d bloggers like this: