fbpx

Q’Hubo News

Connecting you

Cierre de campaña de los 70.000 candidatos para las regionales venezolanas

Más de 70.000 candidatos que compiten para los comicios de gobernadores y alcaldes cerraron ayer su campaña electoral, intentando romper con la apatía y el desinterés que muestran los electores en el sistema electoral venezolano. Es la primera vez en los últimos 50 años que se han inscrito, para ser exactos 70.244 hombres y mujeres, que se disputan 3.082 cargos de 23 gobernadores, 335 alcaldes, concejales de los ayuntamientos y diputados de las asambleas legislativas regionales.

Los candidatos opositores van con escasos recursos para hacerse publicidad mientras que los oficialistas hacen alardes de la última tecnología para imponer su presencia en las calles. Las pocas caravanas políticas suenan con música de reguetón. Pero hay poco ambiente festivo en comparación con la algarabía y entusiasmo que producía la fiebre electoral del pasado democrático.

«Es una megaelección que la vamos a ganar», aseguró el mandatario Nicolás Maduro por la cadena estatal Venezolana de Televisión (VTV) cuando acompañó a la almirante, Carmen Meléndez, candidata chavista para la Alcaldía del Libertador, el codiciado Distrito Capital de Caracas, al acto de rehabilitación del acueducto de agua en El Calvario.

Ventajismo electoral
Es también la primera vez que el mandatario chavista es amonestado por violar los reglamentos electorales. El vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Enrique Márquez, denunció: «El Presidente de la República, su ministro Marco Torre, la señora Carmen Meléndez, candidata a la alcaldía de Caracas y demás funcionarios presentes violan la Constitución, la Ley Orgánica de Procesos Electorales y demás normativas electorales, al permitir la presencia de la candidata en este acto de gobierno».

«El marco jurídico coloca a los funcionarios públicos al servicio del estado y prohíbe favorecer una determinada parcialidad política en el ejercicio de sus funciones», recordó Márquez al solicitar una investigación contra el jefe del Ejecutivo por ventajismo electoral.

Por parte de la oposición, el candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Tomás Guanipa, cerró su campaña con un recorrido a pie por el barrio de la Pastora, vecina del Palacio de Miraflores, sede del gobierno, en un intento por captar los votos de los caraqueños descontentos con el chavismo que «los ha dejado en la completa pobreza y ruina sin los servicios básicos como el agua, la luz y telefonía».

Otra de las plazas importantes y estratégicas para el poder central es la gobernación de Miranda, donde vive la mitad de los caraqueños, y el oficialismo lleva como candidato a Héctor Rodríguez, que no ha hecho mucha campaña porque la división entre los opositores Carlos Ocaríz y David Uzcátegui le daba toda la ventaja. La división de los opositores por Miranda logró subsanarse a última hora con la renuncia de Ocaríz, pero con dificultad para los electores que deberán dar cuatro pasos enredados en la pantalla digital de la máquina electrónica para poder votar por la tarjeta de la MUD

%d bloggers like this: