fbpx

El hijo favorito de Gadafi será candidato en las presidenciales de Libia

Saif Al Islam (que se traduce como ‘espada del Islam’) será candidato en las elecciones a la presidencia de Libia que, si todo va según la hoja de ruta de la ONU, se celebrarán el 24 de diciembre. El hijo favorito del exdictador Muamar Gadafi registró su candidatura en la oficinal electoral de Sabha, al sur del país, y se dirigió a las cámaras exclusivamente para citar el Corán: «Dios siempre prevalece en su propósito, incluso si los no creyentes le odian».

Saif, de 49 años, lucía barba y vestía al estilo de su padre con una túnica marrón y un turbante del mismo color atado a la cabeza. Con este paso adelante confirma lo que ya adelantó en la entrevista que ofreció en julio a The New York Times sobre sus planes de hacerse con el poder a través de las urnas. A lo largo del encuentro con el diario estadounidense declaró que «ha llegado el momento de volver al pasado. El país está de rodillas, no hay dinero, ni seguridad, ni vida» y ahora espera contar con el respaldo de los nostálgicos de la Libia anterior a 2011. La noticia fue recibida con alegría en Sirte, bastión principal de la tribu Gadafa, donde la gente se echó a las calles con fotos de Saif y banderas verdes de la Gran Yamahiriya Árabe Libia Popular y Socialista, como fue renombrado el país bajo el mandato de Gadafi.

La entrevista al diario estadounidense fue su primera aparición pública desde el colapso del antiguo régimen. Saif Al Islam fue apresado y encarcelado por las milicias de Zintán, en las montañas de Nafusa, que se negaron a entregarlo al Gobierno de Trípoli. Mientras estaba preso fue juzgado in absentia y condenado a muerte por «crímenes de guerra», pero más adelante el Tribunal Supremo de Trípoli canceló el fallo y en 2016 le pusieron en libertad en el marco de una amnistía general.

Perseguido por la justicia internacional
Quien estaba llamado a suceder a Gadafi al frente de Libia, está perseguido también por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por «crímenes contra la humanidad» cometidos durante la represión del levantamiento popular contra su padre. El portavoz del TPI, Fadi al Abdulá, recordó que la orden de arresto sigue en vigor, pero los medios libios señalaron que esto no es impedimento para postularse para presidente ya que la ley electoral solo impide presentarse a quienes han sido condenados con un veredicto final. Si las elecciones se celebran, Gadafi se enfrentará a candidatos de mucho en la Libia actual como el mariscal Khalifa Haftar, el actual primer ministro Abdul Hamid Dbeibah o el portavoz del parlamento Aguila Saleh.

La revolución de 2011 cortó 42 años de dictadura diseñada para convertirse en un sistema hereditario. El segundo hijo del ex dictador, apodado como ‘el ingeniero’ y educado en la London School of Economics, fue capturado a finales de noviembre de 2011 en Obari, en pleno desierto. Durante años fue considerado la cara amable del régimen y la persona que podía llevar a cabo reformas en el sistema, pero con la llegada de la llamada ‘primavera árabe’ a Libia se puso al frente del aparato represivo para intentar sofocar una revuelta que no tardó en convertirse en guerra. Desde entonces el país está partido en dos y sometido a la ley de las milicias.

Leave a Reply

%d bloggers like this: