fbpx

Q’Hubo News

Connecting you

La absolución de Rittenhouse divide a la opinión de EE.UU.

La división ideológica de EE.UU. es muy anterior a las tensiones raciales desatadas el año pasado tras la muerte de George Floyd, incluido el episodio violento en Kenosha (Wisconsin) en el que Kyle Rittenhouse –que mató a dos personas e hirió de gravedad a otra– fue su principal protagonista. Pero el veredicto absolutorio de Rittenhouse, conocido este viernes, ha vertido ácido sobre esa brecha.

El jurado consideró que el joven –en el momento de los incidentes tenía 17 años– actuó en legítima defensa ante los ataques y amenazas de otros manifestantes en la ciudad, que protestaban por una actuación policial contra un residente negro, Jacob Blake, que quedó discapacitado por disparos de un agente cuando iba desarmado.

Rittenhouse había ido hasta Kenosha con un amigo desde su ciudad, la cercana Antioch (Illinois), para plantar cara a los manifestantes y a los saqueos, en medio de un verano caliente por las protestas alrededor de la muerte de Floyd.

De forma inmediata, Rittenhouse se convirtió en un héroe para parte de la derecha de EE.UU., en especial la facción más cercana a Donald Trump, milicias de ultraderecha y el movimiento de ‘vigilantes’, civiles que deciden tomar la justicia por su mano y se presentan armados hasta los dientes en espacios públicos. El veredicto le ha validado como tal y le ha convertido en una bandera de esta facción ideológica. Mientras los grupos de ultraderecha le han convertido en un santón para su causa en foros online y en el ‘merchandising’ de camisetas o gorras, algunos diputados se han subido a esa ola, en una muestra del capital político que representa Rittenhouse.

Matt Gaetz, Marjorie Taylor Green, Madison Cawthorn o Paul Gosar, todos de la facción más extremista de los republicanos en la Cámara de Representantes, han ofrecido a Rittenhouse trabajo como becario en el Congreso.

Símbolo de las desigualdades
Para otros, el joven absuelto es un símbolo de las desigualdades del sistema judicial de EE.UU. «Si hacía falta otro ejemplo de que hay dos sistemas judiciales en EE.UU., solo hay que mirar a la tardanza en el arresto, al ridículo del juicio y a la absolución de Kyle Rittenhouse», dijo en un comunicado Benjamin Crump, un abogado especializado en casos de víctimas negras a manos de la policía. «No hay circunstancias, ni interpretación de la ley en el que una persona negra podría salir inocente en un caso igual», ha defendido en ‘Politico’ Cornell William Brooks, profesor de Harvard y expresidente de la NAACP, la principal organización de derechos civiles de la minoría negra.

La mayoría de expertos legales consideran que el jurado solo podía absolver a Rittenhouse ante las pruebas presentadas. Pero el contexto del episodio –la creciente polarización violenta de EE.UU., la presencia de grupos armados en sedes legislativas estatales, el aumento de ‘vigilantes’ o el asalto al Capitolio del pasado enero– apunta a envenenarse todavía más.

%d bloggers like this: