fbpx

Ligera ventaja del derechista Kast para la segunda vuelta en los comicios chilenos

La carrera presidencial chilena en segunda vuelta arranca con una leve ventaja del derechista Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, quien se impuso en los comicios de este domingo pasado al acaparar el 27,91 por ciento de los votos y superar al candidato izquierdista de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quien también pasa al balotaje al obtener 25,83 de los sufragios. Conocidos los resultados –que también incluyen la renovación del Congreso– comenzaron en torno a ambas candidaturas los realineamientos políticos para ampliar sus respectivos apoyos y los pronunciamientos de los candidatos que quedaron en el camino.

«El candidato que va a ganar la elección (del próximo 19 de diciembre) es el que más logre adaptarse, el que sea más flexible a estas señales que estamos recibiendo de parte del electorado», dice Marco Moreno, académico y analista político, quien subraya el concepto «flexibilidad».

La pequeña diferencia de votos entre Kast y Boric, que obtuvieron en primera vuelta 1.961.122 y 1.814.809, respectivamente, muestra un escenario competitivo para el balotaje de diciembre, abierto e impredecible con los resultados conocidos hasta ahora. Ambos candidados a la Presidencia ya empezaron a recibir apoyos directos, así también como presiones para ingresar a sus equipos o modificar sus propuestas programáticas.

Kast ha sido el primero en decir que su programa de gobierno «no está escrito en piedra» después de que algunos parlamentarios, como el senador Manuel José Ossandón, anunciaron que no votarán por el izquierdista Gabriel Boric, pero que apoyarán a Kast si éste hace ajustes a sus propuestas, principalmente aquellas consideradas más radicales, como la reducción del Estado y el despido de unos treinta mil funcionarios públicos, abrir una zanja en las fronteras para terminar con los flujos migratorios ilegales, el cierre del Ministerio de la Mujer, y otras medidas de fuerte impacto. Kast ya sabe que tiene el apoyo de los partidos oficialistas que gobiernan con Sebastián Piñera. Renovación Nacional y la Unión Demócrata Independiente (UDI) formalizaron su apoyo y no han puesto condiciones en cuanto a los contenidos programáticos aunque reconocen diferencias.

Apoyo sin condiciones
El líder del Partido Republicano dijo que intentará buscar el apoyo del candidato presidencial que quedó en tercer lugar, el economista Franco Parisi, quien obtuvo el 12,08 por ciento de los votos y que además instaló en el Parlamento a seis diputados de su debutante Partido de la Gente. Se trata de un electorado que está en contra de «los políticos» y que sigue a un líder que hizo su campaña desde Estados Unidos y que no regresa a Chile pues tiene una millonaria demanda por deudas de pensión de alimentos de sus hijos.

Gabriel Boric, en tanto, ya recibió el apoyo «sin condiciones ni negociaciones» del Partido Socialista, en voz de su presidente y senador Álvaro Elizalde, quien argumentó que Kast «es una amenaza a la democracia» por sus posiciones de derecha extrema. En el mismo sentido, aunque apuntando a buscar cambios en el programa de gobierno, el candidato Marco Enríquez Ominami, que obtuvo el 7,61 por ciento de los sufragios, expresó su apoyo a Boric. La candidata de la Democracia Cristiana en alianza con los socialistas, senadora Yasna Provoste, quien logró el quinto lugar en la primera vuelta al obtener 11,61 por ciento de los votos, dijo que no entregará «un cheque en blanco» al diputado izquierdista, y dejó la decisión en manos de la directiva de su partido.

El profesor maoísta Eduardo Artés, que obtuvo 1,43 por ciento de los votos, anunció que no apoyará al líder del Frente Amplio, y aunque no llamó a la abstención, probablemente esa sea la decisión final de su Partido Comunista Acción Proletaria.

Tanto Kast como Boric la noche del domingo también estuvieron atentos a los resultados de la elección de 155 diputados y la renovación parcial del Senado. Incluyendo a los senadores que no estuvieron en competencia, la nueva cámara alta quedó por 23 del oficialismo, 22 de la oposición y 5 independientes (2 de ellos ligados a la derecha); o sea prácticamente empatado.

La Cámara de Diputados, que renovó la totalidad de sus 155 escaños, quedó compuesta por 37 integrantes de Apruebo Dignidad (la alianza de Boric); 36 de Nuevo Pacto Social (la ex Concertación); 53 de Chile Podemos Más (derecha oficialista), 15 del Frente Social Cristiano (de Kast); 7 del Partido de la Gente (Parisi) y 6 que participaron por fuera de estos conglomerados. En resumen 73 diputados son de oposición, 68 oficialistas y otros 14 independientes o de pequeñas formaciones políticas, pero que eventualmente pueden definir votaciones y actuar como «fuerzas bisagras».

La campaña para el balotaje se inicia legalmente el 4 de diciembre, con cinco minutos gratuitos para cada candidato en la TV abierta, pero mucho antes los activistas estarán en las calles y aquellos lugares –como en las regiones– donde Kast y Boric perciben sus debilidades.

El rostro del estallido social en 2019 llega al Senado
Es el rostro del estallido social de octubre de 2019 que ahora llegó al Senado, nada menos que por la Región Metropolitana de Santiago, las más populosa, y con la primera mayoría en votación.

Fabiola Campillai es una trabajadora de 38 años que la noche del 26 noviembre de 2019 esperaba transporte para llegar a su trabajo en una fábrica de fideos cuando recibió el impacto de una bomba lacrimógena en pleno rostro y perdió ambos ojos. La noche del domingo acumulaba más de 400.000 votos, con lo que fue elegida senadora, la primera con ceguera total.

Leave a Reply

%d bloggers like this: