fbpx

Los 35 minutos de terror que sembró el arquero asesino de Noruega

Espen Andersen Bråthen
, un danés de 37 años que había llegado a Konsgberg para trabajar en la construcción, sembró el pánico el pasado miércoles en esa tranquila ciudad noruega de 25.000 habitantes armado con un arco y flechas que había comprado en una tienda de deportes. Radicalizado en el islam, Andersen disparó de forma indiscriminada contra los compradores de un supermercado, a los viandantes y a los agentes de policía que trataban de reducirlo.

Fueron 35 minutos de terror que dejaron cinco muertos y tres heridos.

18.12. Primeras escenas de caos. La Policía recibe el aviso de un ataque en la pequeña ciudad de Kongsberg, situada unos 80 kilómetros al suroeste de Oslo. Según alertan a los agentes, hay escenas de caos en un supermercado. Una testigo asegura a la emisora local de televisión TV2 que vio personas esconderse de un hombre que estaba en una esquina en la calle con una aljaba con flechas al hombro y un arco en su mano. La gente corría para salvar sus vidas, asegura. Así mismo, el atacante dispara contra las ventanas de un edificio de oficinas en el que los empleados seguían trabajando. Una flecha se clavó en la pared.

Agentes de policía, el pasado miércoles en el lugar del ataque

Afp

18.18. La Policía hace frente al atacante. La Policía acude al lugar y se produce un primer enfrentamiento con el sospechoso, que les lanza flechas y huye. Cruza el puente del río Numedalslagen y se adentra en las calles de la ciudad.

Flechazos a viandantes. En su recorrido, Andersen lanza flechas de forma indiscriminada. Las víctimas son cuatro mujeres y un hombre, de entre 50 y 70 años. Uno es un agente de permiso que compraba en el supermercado. Según la Policía, el agresor utiliza una segunda arma, si bien no da más detalles y el mayor daño lo causan las flechas.

18.47. Arresto del atacante. Los policías logran detener finalmente al sospechoso tras realizar disparos de advertencia. Según las autoridades, previamente ya había temores a su posible radicalización tras su conversión al islam.

Leave a Reply

%d bloggers like this: