fbpx

«El 15-N se podía oler la represión en las calles de La Habana»

Mientras miles de cubanos marchaban en más de un centenar de ciudades en 70 países, en la isla no sucedía lo mismo. No salieron a las calles porque no pudieron. El régimen cubano desplegó en ellas todo su aparato militar para intimidarlos, además de desarrollar detenciones arbitrarias, impedirle la salida de sus viviendas a los coordinadores e integrantes del Grupo Archipiélago y orquestar actos de repudio.

Pese a que le impidieron salir de su casa y le agredieron verbalmente brigadas de respuesta rápida frente a su vivienda, la coordinadora del grupo Archipiélago en Santa Clara, Saily González, aseguró sentirse feliz y orgullosa. «Hay muchos motivos para estar orgullosos del pueblo cubano, hoy le hemos dado mucha guerra a la dictadura. (…) Cuando la dictadura tiene miedo es porque la democracia está cerca». Otros no se mostraban tan optimistas. Un joven, que prefiere guardar el anonimato y que logró marchar vestido de blanco junto a un amigo por La Habana confesó a ABC su frustración. «Se podía oler la represión, policías vestidos de civiles en todas las esquinas, aquí no dejaron moverse a nadie, y para que haya un fuego, primero tiene que haber una chispa», declara. Lo que vivió este día lo lleva a afirmar que en Cuba «no va a pasar nada», pues las autoridades «lo tienen todo controlado, todo pensado, no van a dejar que aquí pase nada, lo único que puede ayudar a este país es que los americanos se metan, hoy lo comprobé, y lo digo con el dolor de mi alma, yo tenía la esperanza de que hoy comenzara el cambio», lamenta.

Según registró el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), entre el 12 y el 15 de noviembre se produjeron 300 acciones represivas en la isla, más de un centenar de ellas solamente en la última jornada. «Todo el aparato estatal, bajo las órdenes de la policía política, y contando con la activa colaboración de los Comité de Defensa de la Revolución, los medios de comunicación oficiales y hasta de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista, desplegaron visiblemente su régimen de terror», violando incluso «sus propias leyes», declara la organización en un comunicado.

Entre las «meticulosas» acciones represivas resaltan: retención domiciliaria con vigilancia policial (104), citaciones a estaciones policiales (55), amenazas (37), actos de repudio (12) y cortes de los servicios de internet (28); asimismo, informan que al menos 30 personas permanecen detenidas, algunas en condición de desaparición forzada desde hace más de tres días.

Por su parte, la Comisión de Apoyo a los manifestantes del 15-N, perteneciente al grupo Archipiélago, señaló que «la demostración de fuerza del Gobierno cubano ha sido desmedida», solamente para enfrentar una manifestación pacífica convocada por jóvenes.

«La falta de democracia y la militarización del país han sido vistas por el mundo y ahora nadie puede ignorar la situación del pueblo de Cuba. Al Gobierno cada vez le quedan menos defensores y eso es un avance, es el verdadero triunfo de esta iniciativa. (…) Ellos no tienen recursos para hacer este despliegue cada mes. Nosotros sí. La lucha recién comienza», subrayaron.

Hasta el 27 de noviembre
El grupo Archipiélago informó ayer que la Marcha Cívica por el Cambio se extenderá hasta el 27 de noviembre pues consideran que aún tienen «una deuda de honor» con el Apóstol José Martí de ir a llevarle sus rosas blancas. «En tanto, entendemos que las causas que motivaron la convocatoria del 15-N siguen vigentes, y el Gobierno no ha entendido el mensaje, es nuestro deber ciudadano seguir alzando la voz contra la injusticia», afirman.

De esta manera, el grupo pretende además conmemorar el primer aniversario de la manifestación pacífica frente al Ministerio de Cultura de Cuba, el 27 de noviembre de 2020, cuando cientos de cubanos exigieron libertaddes de expresión y el fin de la represión hacia los artistas.

A pesar de la represión y del impedimiento para salir, y de las palabras del régimen que calificó la marcha de «fracaso», el grupo considera que la convocatoria del 15-N ha sido un éxito: «El pueblo cubano se ha hecho sentir. Jamás ha estado más unido en la lucha por sus derechos. Nos hemos superado como nación y he aquí el éxito rotundo del 15-N», destacó la plataforma.

Leave a Reply

%d bloggers like this: