fbpx

Q’Hubo News

Building bridges-Spreading News

El presidente ucraniano anuncia que el 1 de diciembre habrá un «golpe de Estado» para derrocarle

En medio de las crecientes tensiones entre Kiev y Moscú por la concentración de tropas rusas en la frontera con Ucrania, el presidente de este país, Volodímir Zelenski, aseguró este viernes en una rueda de prensa que hay en curso un complot para llevar a cabo un «golpe de Estado» que acabe con su mandato el próximo 1 de diciembre. Zelenski explicó que «representantes rusos» están implicados en la asonada. Sin embargo, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó que en Rusia existan tales planes.

«He recibido informaciones de los servicios secretos de que el 1 de diciembre se producirá un golpe de Estado» en Ucrania, reveló el máximo dirigente ucraniano. Según sus palabras, fue interceptada una conversación telefónica de los supuestos conspiradores «discutiendo el asunto con representantes rusos», aunque no precisó con quiénes exactamente.

En la grabación, según Zelenski, se habla del magnate ucraniano, Rinat Ajmétov, que amasó su fortuna en la región oriental ucraniana de Donetsk, autoproclamada ahora independiente y en manos de separatistas ayudados por Moscú. Sin embargo, el primer mandatario ucraniano admite que la voz de Ajmétov no aparece por ningún lado y duda que esté implicado en el complot.

«No creo que Ajmétov se preste a participar en esto», señaló Zelenski. No obstante, sostuvo que para preparar la confabulación se han destinado cerca de 900 millones de euros. Dejó claro también que, si efectivamente tuviese lugar la asonada, no huiría del país a ninguna parte como hizo su predecesor en el cargo, Víctor Yanukóvich. Peskov denunció que el presidente ucraniano lance acusaciones «sin fundamento» contra Moscú. «Rusia no se dedica a este tipo de cosas», declaró ante la prensa.

Ley marcial
El jueves, el exdiputado y líder del Partido Radical, Oleg Liashko, afirmó que el presidente ucraniano se propone instaurar el 1 de diciembre la «ley marcial» empleando como pretexto la «agresividad» militar de Rusia. No obstante, a juicio de Liashko, lo que persigue realmente es cercenar la libertad de prensa. «Según mi información, Zelenski planea introducir la ley marcial en Ucrania durante dos meses (…) con el objetivo de poner bajo su control los medios de comunicación y así combatir las protestas de la forma más efectiva».

Durante la rueda de prensa de este viernes, Zelenski insistió en que su país «está totalmente preparado» para hacer frente militarmente a Rusia, si fuera necesario. El jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kirilo Budánov, cree que las tropas rusas tienen desplegados unos 92.000 hombres junto a las fronteras con Ucrania y que la ofensiva podría iniciarse «a finales de enero o principios de febrero».

La anexión de Crimea por parte de Rusia, en marzo de 2014, y el estallido de la guerra, un mes después, en los enclaves rebeldes de Donetsk y Lugansk, que reciben ayuda militar y financiera del Kremlin, mantiene a Ucrania en situación de permanente confrontación con Rusia. Los acuerdos de paz de Minsk, firmados en febrero de 2015, no han resuelto el conflicto.

%d bloggers like this: