fbpx

La comunidad internacional rechaza los resultados en Nicaragua y prevé aplicar más sanciones

La comunidad internacional ya lo advirtió y se mantiene en su posición: no reconocerá los resultados de unas elecciones en las que el presidente Daniel Ortega no ha tenido competencia, y se prepara para imponer más sanciones.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, atacó con dureza el domingo el proceso electoral celebrado en Nicaragua, asegurando que tanto Daniel Ortega como su mujer, la vicepresidenta del país, Rosario Murillo, «han orquestado una pantomima de elección que no fue ni libre ni justa, y sobre todo no democrática».

En un comunicado, Biden exigió al líder de Nicaragua que «dé los pasos para restaurar la democracia» y libere a todos los encarcelados de forma injusta. Si no lo hace «EE.UU., en coordinación con otros miembros de la comunidad internacional, utilizará todas las armas diplomáticas y económicas a su disposición para apoyar al pueblo de Nicaragua», en referencia a la aplicación de una nueva ronda de sanciones.

Postura que también rubricó este lunes el Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, en un comunicado en nombre de los Veintisiete en el que afirmó que las elecciones se habían celebrado «sin garantías democráticas y sus resultados carecen de legitimidad». Señaló, además, que la integridad del proceso electoral había sido aplastada «por la encarcelación sistemática, la intimidación y el acoso de los precandidatos presidenciales, líderes rurales, estudiantes, opositores, periodistas, representantes de empresarios y defensores de Derechos Humanos». En referencia a las sanciones, advirtió de la disposición de la UE a tomar medidas adicionales, «incluyendo aquellas que puedan ir más allá de las restricciones individuales».

Desde España, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, también rechazó hoy los comicios: «España no reconoce las elecciones en #Nicaragua, porque son una burla a la democracia, al pueblo de Nicaragua y a la comunidad internacional».<blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”es” dir=”ltr”>España no reconoce las elecciones en <a href=”https://twitter.com/hashtag/Nicaragua?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#Nicaragua</a>, porque son una burla a la Democracia, al pueblo de Nicaragua y a la comunidad internacional. <a href=”https://t.co/3AHWmq2eyt”>pic.twitter.com/3AHWmq2eyt</a></p>&mdash; José Manuel Albares (@jmalbares) <a href=”https://twitter.com/jmalbares/status/1457700418037891073?ref_src=twsrc%5Etfw”>November 8, 2021</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script>

Frente a las críticas de gran parte de la comunidad internacional, aliados de Ortega, como Rusia y Venezuela, aplaudieron el desarrollo de las elecciones. Nicolás Maduro incluso fue más allá al destacar el «buen nivel» de participación en los comicios, cuando la abstención ha superado el 80%.

Por su parte, Amnistía Internacional alertó sobre el «nuevo y terrible ciclo para los derechos humanos» al que se enfrenta el país centroamericano; mientras que HRW señaló que «es fundamental redoblar la presión internacional para exigir la liberación de los presos políticos, y que se reestablezca la democracia en Nicaragua».

Leave a Reply

%d bloggers like this: