fbpx

Q’Hubo News

Building bridges-Spreading News

Londres dice ahora que la misiva que desató la polémica es constructiva

El hundimiento de una embarcación hinchable en el canal de la Mancha que provocó la muerte de una treintena de personas, incluyendo a varios menores de edad y una mujer embarazada, parece ser la gota que derramó el vaso de una escalada de tensión entre Londres y París que se remonta a meses atrás. Y una carta del primer ministro británico, Boris Johnson, al presidente francés, Emmanuel Macron, hecha pública el jueves por la noche, no solo no sirvió para, nunca mejor dicho, calmar las aguas, sino que solo atizó más la disputa.

En la misiva, publicada en la cuenta de Twitter oficial de Johnson, el ‘premier’ propone algunos pasos concretos que, según dijo, podrían ayudar a evitar que se repitan tragedias como esta, la mayor desde que empezaron a contabilizarse las víctimas en 2004. Las propuestas de Johnson incluyen el establecimiento de patrullajes conjuntos en aguas propias y ajenas; el uso de tecnología más avanzada, como sensores y radares que permitan detectar las embarcaciones, la mayoría muy pequeñas; una colaboración más profunda entre los servicios de inteligencia de ambas naciones y una mayor vigilancia desde el aire con aeronaves que puedan utilizar una insignia común.

El primer ministro reiteró además su oferta, hecha en otras ocasiones tanto por él como por la ministra del Interior, Priti Patel, de poner oficiales de fronteras británicos en territorio francés que ayuden a impedir que los inmigrantes salgan de la costa. «Estamos listos para empezar con estos patrullajes la próxima semana», dice el ‘premier’ en la misiva, pero esta idea, sin embargo, nunca ha gustado al Ejecutivo de Macron, que tampoco parece estar por la labor de aceptar la propuesta de Johnson de poner en marcha una política de retorno de inmigrantes entre la UE y el Reino Unido. La reacción francesa incluyó la exclusión de Patel de participar este domingo en Calais en un encuentro europeo para atajar la crisis migratoria.

Cifras escalofriantes
Desde Downing Street insisten en que la misiva se escribió en clave constructiva y que debía haberse interpretado así, y fuentes del Gobierno defendieron que la población merece estar enterada de la posición oficial. Según un portavoz, «si prestamos atención al tono de la carta» se entiende que el objetivo es «profundizar en nuestra cooperación». Asimismo, Johnson expresó tras la reacción de Macron que «este es un problema que tenemos que solucionar juntos». Pero el responsable de Interior en el Partido Laborista, Nick Thomas-Symonds, acusó al ‘premier’ de un «grave error de juicio» al hacer pública la carta y aseveró que «ha perdido por completo el control de la situación en el Canal».

Mientras tanto, las autoridades intentan identificar a las personas que murieron ahogadas, que son 17 hombres, siete mujeres, una niña y dos niños. Dos hombres, uno iraquí y otro somalí, sobrevivieron y están recuperándose de una grave hipotermia, por lo que aún no han podido ser interrogados. Algunas organizaciones no gubernamentales, entre ellas Kurdish Umbrella, indicaron a la prensa que al parecer los fallecidos eran kurdos de Irak e Irán, pero los forenses y la Policía de momento no han identificado ni sus identidades ni sus nacionalidades, salvo una mujer kurdo-iraquí. La tragedia, que ocurre en un año en el que más de 31.500 personas han intentado cruzar el mar del Norte y 7.800 de ellos fueron rescatados. Una cifra muy superior a las 8.404 personas que lo hicieron en 2020. Aún peor es que la tendencia no parece disminuir pese a las temperaturas invernales

La Policía francesa ha detenido a cinco presuntos traficantes de personas, dos de los cuales ya han comparecido ante el juez en Francia, acusados de estar vinculados con la tragedia, que sin embargo no ha rebajado la intención de los inmigrantes de cruzar. Tanto el jueves como el viernes más embarcaciones alcanzaron la costa británica.

%d bloggers like this: